27 abril, 2017

Marubeni rearma negocio automotor y asume venta de dos marcas en Chile



MARCO GUTIÉRREZ V.
A mediados de 2014, el grupo japonés Marubeni fue notificado de que no sería más el distribuidor de Nissan en Chile, terminándose así un vínculo comercial que comenzó en 1979. La marca automotriz -liderada a nivel mundial por Carlos Ghosn- había decidido tener representación propia en nuestro país.

Esto le implicó a Marubeni dejar de comercializar -a partir de inicios de 2015- un volumen que anualmente fluctuaba entre 20 mil y 30 mil vehículos Nissan nuevos. Pero el grupo -que también tiene presencia en la minería, el sector sanitario y energía en Chile- no quería bajar la cortina del negocio de automóviles, menos aún considerando que mantenían activa su área de crédito automotor.

“La división automotriz era ícono del negocio en Chile, y pensamos qué podíamos hacer. Además, la división financiera nació hace 23 años, y dijimos que podíamos continuar. Esta no estaba dedicada a solo Nissan, sino que es multimarca”, comentó Kenichiro Hoshika, presidente de Marubeni en nuestro país.

A casi dos años de haber dejado Nissan, Marubeni ya logró rearmar su área de retail automotriz, pues desde septiembre de 2015 es concesionario de Citroën en Santiago y Antofagasta, agregando hace unos tres meses en dicha ciudad nortina la venta de la marca Volkswagen (también como concesión).

En el caso de Citroën, el grupo cuenta con cinco locales en Santiago y Antofagasta. En el primer año de operaciones con la marca francesa ya han comercializado cerca de 500 unidades, alcanzando casi 10% de participación en esa firma, siendo el tercer mayor concesionario en el país.

La división de crédito también logró reacomodarse. Hoshika señaló que en 2014 financiaron cerca de 10 mil vehículos, con una importante presencia de Nissan. En tanto, el año pasado -ejercicio fiscal abril-marzo- otorgaron créditos ligados a 8.300 vehículos comercializados en el país, con un abanico de marcas más amplio.

Hoy su cartera en el área financiera, que representa cerca del 90% de sus ingresos, bordea los 24 mil clientes, con una antigüedad promedio de cuatro años, y suma colocaciones por unos US$ 150 millones.

En 2017, la compañía espera crecer 10% en créditos otorgados. Estos promedian actualmente los $6 millones por contrato y son habitualmente a 40 o 42 meses de plazo.

Potenciar el área de financiamiento es uno de los objetivos centrales de Marubeni. Esa misión será liderada desde el próximo mes por Eiichiro Ito, ejecutivo con experiencia en ese ámbito en Estados Unidos e Indonesia y quien reemplazará en la presidencia a Kenichiro Hoshika.

Eiichiro Ito afirmó que también aspira a potenciar la oferta automotriz del grupo. Hoshika precisó que más que añadir un número mayor de marcas, les interesa el potencial que pueda tener la firma elegida; por ejemplo, que tenga vehículos de pasajeros y comerciales.
Recuadro :
Nuevo presidente
El próximo 1 de enero, Eiichiro Ito asumirá la presidencia de Marubeni en Chile.

”La economía está estable y el tipo de cambio ha ayudado. 2017 será mejor que este año y 2018 más brillante”.
KENICHIRO HOSHIKA PRESIDENTE DE MARUBENI EN CHILE

Otras noticias


30 septiembre, 2021

Descubre el nuevo Citroën C3

FacebookTweetLinkedIn El New Citroën C3 se distingue por su diseño único. Con sus 97 combinaciones de personalización exterior, no hay otro auto igual....

30 septiembre, 2021

Lanzamiento TAOS de Volkswagen

FacebookTweetLinkedIn Ya está en Chile el nuevo integrante de la familia. Taos viene a completar la amplia gama SUV...